sábado, 29 de octubre de 2016

Polis: Prologo - Fragmento 35

El agal arremetió contra el alak comenzando con un salto que lo ubicó casi sobre Frouken. El golpe fue esquivado a tiempo pero el suelo resquebrajado, la onda de choque y el temblor generado dificultaron la estabilidad del guerrero al levantarse. Faltaron pocos centímetros para que su rostro fuera golpeado por la gran bestia que había girado ágilmente, aprovechando la fuerza del giro para intentar impactarlo con una de sus garras. El alak aprovechó este momento para alejarse aún más. Antes de poder preparar un nuevo ataque, una roca envuelta en fuego salió disparada de la boca del agal obligando a Frouken a invertir su energía en una maniobra evasiva. Una parte del grupo de borkës que rodeaban el duelo se apartó rápidamente para evitar que esta les golpeara. El alak tuvo que esquivar nuevamente a la bestia, esta vez quedando muy cerca de un grupo de borkës. En lugar de intentar atacarle, éstos intentaron huir. Aunque el guerrero esquivó a tiempo, algunos de estos fueron impactados por el golpe del agal muriendo en el acto. Durante unos minutos más se repitió el patrón de aquella batalla. El guerrero de Polis corría y esquivaba los ataques de su enemigo que escupía piedras envueltas en llamas contra él y al mismo tiempo intentaba incesantemente de atraparlo, pero el alak sabía que un solo apretón de sus grandes y poderosos brazos era suficiente para matarlo y definir aquel enfrentamiento.

Historias de Terran por S. Arias

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario