martes, 22 de noviembre de 2016

Polis: Prologo - Fragmento 41

Ambos alakës continuaron corriendo perseguidos por el colerizado agal. La bestia arrasaba con todo lo que encontraba a su paso, embistiendo muertos, piedras y borkës que se cruzaban en su camino. El comandante lajur que se encontraba cerca del monstruo gritaba desesperadamente tratando de lograr que lo escuchara y se detuviera. Se había percatado de que el agal iba directo a una trampa que habían preparado los guerreros alakës. Pero ya era inevitable. Ya no reaccionaba a sus órdenes ni tenía control sobre la poca cordura que poseía, porque estaba consumido por el instinto de asesinar a quienes lo habían lastimado.

Historias de Terran por S. Arias

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario