jueves, 22 de septiembre de 2016

Polis: Prologo - Fragmento 24

El lajur que había atravesado al rey miró a su compañero. Aunque quería tener una expresión de satisfacción en el rostro, lo que reflejaba era confusión al no entender cómo el último acto en vida de su víctima se había llevado a su compañero. Pero al alzar su mirada y ver que se aproximaban los tres guerreros, extrajo su arma del pecho del inerte alak y comenzó a correr hacía una de las naves al tiempo que alzaba un fuerte rugido. Su compañero no tuvo la misma oportunidad. En medio de su agonía frente al cuerpo del rey no entendió por qué su compañero huía y no tuvo oportunidad de hacerlo porque antes de poder hacer algo dos dagas traspasaron su cráneo y los filos salieron atravesando su rostro al mismo tiempo que la inercia de la velocidad con la que venía el ataque lo empujó hacia un lado. Rotran había cargado con tanta rabia aquel ataque, que al completar el semicírculo horizontal con sus manos el lajur dejó el suelo engarzado por la cabeza a las duil dromon y al detenerse las manos del adelako, el cuerpo del borke salió expulsado de sus dagas unos cinco metros lejos del cuerpo de Durtadon dejando por unos instantes un rastro de sangre en el aire.

Historias de Terran por S. Arias

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario