domingo, 4 de septiembre de 2016

Polis: Prologo - Fragmento 18

Al mismo tiempo que Frouken se batía con su enemigo, Rotran se vio obligado a despertar su verdadero potencial y su capacidad máxima como guerrero. Esta habilidad le tomó muchos años poder controlarla a la perfección, pero gracias a esto junto a sus excepcionales habilidades en batalla, él se ganó un puesto en la guardia del rey. Comenzaba a mejorar su velocidad y su destreza mientras sus piernas se modificaban, su cuerpo se comenzaba a cubrir un poco de vello y sus pupilas se modificaban a voluntad permitiéndole percibir su entorno más detallado. Convertir su cuerpo parcialmente en un felino mientras continuaba estando en movimiento era lo que diferenciaba a Rotran de los demás adelakos.  En el duelo contra aquél lajur, ésta ventaja le permitió perderse de la vista de su enemigo por unos instantes para generarle pequeños cortes con sus dagas gemelas, paralizándolo lentamente con la sustancia que estas emanaban y generando en él una desconcentración que al final le costó la cabeza.

Historias de Terran por S. Arias

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario