jueves, 4 de agosto de 2016

Polis: Prologo - Fragmento 7

Mientras los alakës sobrevivientes en la parte baja se protegían del derrumbe, los borkës aprovecharon el colapso para avanzar hacia la abertura. Desafortunadamente para ellos, entre el polvo que levantó la avalancha de roca y tierra fueron recibidos por más flechas y filos de espada que anunciaban la presencia del enemigo en el pasaje al que le habían apostado todo.

El terror de muchos borkës se plasmó en su rostro cuando vieron entre la polvareda el brillo de las armaduras con el árbol plasmado. A través de aquella nube se filtraba el brillo de una pequeña corona y la hoja filosa del rey de Polis, la hermosa espada del príncipe del árbol titánico, el arma sin nombre del más poderoso guardián del árbol y las hojas gemelas del guerrero felino de Polis. Entre los borkës habían cientos de historias donde estos cuatro alakës eran nombrados, seguidos de testimonios donde su raza era masacrada impunemente por alguna de estas cuatro leyendas vivas. Y ahí estaban los cuatro, reunidos en un solo lugar para agregar cabezas a su largo historial de masacres del pueblo borke.

Historias de Terran por S. Arias


 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario